in

Por No Seguir Estas Reglas De Alimentación Siempre Estás Cansado

Aunque pienses que es por dormir poco, te equivocas.

Todos conocemos aquel dicho popular:

Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo.

Estudios muestran los grandes beneficios en aquellos que jamás se saltan el desayuno. Las personas que desayuna de forma saludable con frecuencia, sienten mucha energía y una gran motivación para iniciar con las tareas del día.

Eso sin mencionar los grandes beneficios que brinda esta práctica a la hora de perder peso y que a la vez, te ayuda a mantener tu peso ideal por más tiempo, sin el famoso efecto rebote.

Con esta lista conocerás cuándo y que alimentos deberías comer para ser tan eficiente como se pueda y dar lo mejor de ti cada día.

Desayuno: No te lo saltes, inicia el trabajo del organismo.

Empieza tu mañana con un buen tazón de avena, no solo te mantendrá satisfecho, si no que te protege de la diabetes tipo II. Es rica en vitaminas y antioxidantes. Uno de los grandes beneficios es que no tendrás que preocuparte por enfermedades cardíacas ya que reduce el colesterol total y el colesterol malo.

Huevos

Los huevos están compuestos de muchos nutrientes. Te ayudarán a evitar el sobrepeso y te protegerán de comer en exceso durante el día.

Comer huevos de modo regular no afectará a la salud de nuestro corazón porque contienen un nutriente llamado colina. La Colina ayuda a mejorar tu salud cardiovascular y cerebral.

Pan

Sabemos que el pan blanco debes consumirlo en cantidades moderadas o, de preferencia, eliminarlo de nuestra dieta por completo.

Pero no rechaces el pan integral. Ya que contiene muchas vitaminas, minerales, proteínas y fibra, que ayudan a regular el transito intestinal. Incluir una rodaja en tu desayuno ayudará a tu organismo a ajustar el nivel de azúcar en la sangre durante el día.

Papas

Pero no de esas que vende McDonalds, tampoco te equivoques.

Las papas son una de las verduras que más calorías contienes. Por lo cual se recomienda consumirla por las mañanas. En su cascara se encuentra todo el potasio que necesita tu corazón en un día, así que de preferencia, no las peles.

Te brindará vitamina C y B6 que promueven arterias y huesos saludables, esta verdura también ayudará a tus músculos y nervios.

Legumbres

Son una fuente principal de hidratos, el nutriente básico en nuestra alimentación y  es una fuente principal de energía. Los frijoles, guisantes y lentejas son ricos en hierro, acido fólico, potasio y magnesio.

Algo tan pequeño y de bajo costo con muchos beneficios para brindarnos, ¿no lo crees?.

Eso sin olvidar que las legumbres te ayudan a regular el metabolismo de las grasas y los azúcares.

Comida: Hora de llenarte de energía

Fruta

Se dice que una manzana al día aleja al doctor de ti.

La pectina que contiene la manzana ayuda al funcionamiento correcto de tu intestino.

Las uvas son ricas en glucosa que ayuda al funcionamiento del cerebro.

Los bananos están compuestos de carbohidratos fáciles de digerir y te brindaran fuerza y recargar energía después de un cansancio físico o mental.

Arroz

Excelente guarnición para la hora del almuerzo, ¿verdad?

Por su gran cantidad de carbohidratos es recomendable que siempre escojas la opción integral. Es una fuente de fósforo, magnesio, selenio y vitamina B6.

Gracias a su contenido de manganeso puede reducir el riesgo de cáncer y de diabetes tipo II.

Carne

Un filete bien cocido o al vapor se recomienda para almorzar, pero ojo, no para cenar.

La carne tarda 5 horas en digerirse, pero su consumo nos brinda una buena cantidad de proteína que es necesaria para el humano. Es rica en hierro, zinc, selenio y aminoácidos esenciales. Y sin olvidar las vitaminas A, B y D que ayudan a mantener nuestros huesos y dientes fuertes, y tener una visión aguda.

Cena: Mantente tonificado y siente la ligereza

Productos Lacteos

La mayoría de nosotros acostumbramos ver el yogurt y la leche como complemento en el desayuno. Pero, ¿sabías que es mejor consumirlos por la noche? Sí, los alimentos lácteos agrios como el yogurt, mejoran nuestra digestión si los consumimos antes de dormir.

Y la leche ayuda a relajarnos y a dormir mejor. Ahora entiendo porque los bebés duermen tan profundamente por las noches.

Pescado

Lo bueno del pescado es que es un alimento universal, es decir, que se puede consumir a cualquier hora del día.

A las personas que les gusta cuidar su alimentación y cuidan de no subir de peso, se les recomienda el consumo de pescado de bajo contenido de grasa, como el atún.

Acompañar un rico salmón con una ensalada de verduras frescas aderezadas con un poco de aceite de oliva será una perfecta y ligera cena.

Seguro quedarás satisfecho.

Pollo

Al escoger carnes blancas como el pollo, estarás consumiendo menos grasas y colesterol.

Se digieren bien y contienen muchas proteínas y nutrientes. El pollo no solo es rico en fósforo, hierro, potasio y vitaminas, sino que también contiene triptófano.

El triptófano te ayuda a reducir el estrés y a dormir mejor.

Y no olvides de las diferentes maneras en que se puede cocinar el pollo. Eso te asegura tener siempre variedad y sabor, sin dejar a un lado los beneficios que brinda.

Verduras

Puedes consumir las verduras como un platillo principal, o como complemento de una comida. Es preferible consumirlas al vapor o hacerlas horneadas.

Así mantienes todas las vitaminas necesarias para tu cuerpo. Las mas recomendadas a la hora de la cena son el brócoli, zanahoria, apio, las hojas de lechuga frescas, y ajo; todas ellas proporcionan muchos beneficios adicionales en tu cena, convirtiéndolas en un superalimento.

Tomando en cuenta estas reglas de alimentación tu rendimiento en el día mejorara.

No olvides siempre consultar a tu medico, y acompañar tu día con una rutina de ejercicios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Razones Por Las Que Debes Tapar La Cámara De Tu Laptop Urgentemente

6 Secretos Que Esconde DisneyLand