in

Podrías estar sufriendo ‘ablutofobia’ y no lo sabías

El agua no es lo tuyo

Se conoce que ablutofobia es la fobia de lavarse o bañarse.

Al igual que muchas fobias, la ablutofobia se origina en la mente subconsciente como respuesta a un trauma. Por ejemplo:

Una persona podría desarrollar la fobía si en una ocasión casi se ahoga en la bañera.

Puede desarrollarse por un estímulo traumático indirecto: ver u oír hablar de un trauma de otra persona

Claro ejemplo, cuando un niño lee un libro con una escena de baño aterradora.

Con el paso del tiempo, la fobia se agrava, ya que el paciente acumula estrés y tensión sobre la idea del bañoducha o aseo.

Se dice que es más frecuente en mujeres y niños, aunque cualquier persona es vulnerable a padecerla, sobre todo los domingos, ¿no crees? 😁

Las personas con ablutofobia experimentan una variedad de síntomas cuando saben que es hora de realizarse un baño o limpieza, tales como:

  1. Náuseas
  2. Sudoración
  3. Temor o ansiedad
  4. Debilidad
  5. Mareos

Aunque no lo creas hay casos que son aun más extremos, donde el que padecé ablutofobia sufré unos horribles ataques de pánico 😓

Pueden sentir falta de aire, presión arterial alta, respiración agitada y una frecuencia cardíaca rápida que se categoriza como irregular.

El problema, a parte del espantoso miedo a la ducha, es que la mayoría que la padece sufren de muchas vergüenzas diarias.

Para muchos una ducha es simbolo de buena higiene y aseo personal, ¿verdad? pues los que se niegan a bañarse se vuelven vulnerables y son victimas de burlas, bromas y todo esto termina aumentando aún más la gravedad de la fobia 😕

Comentarios hirientes no solucionan nada, siempre hay que pensar bien antes de soltar un comentario negativo sobre alguien que desconocemos las razones de su comportamiento, ¿no crees? 😶

Lo mejor de todo es que existe un tratamiento.

Se puede mejorar esta condición con ayuda de un psicólogo profesional que muchas veces los acompaña a la hora de realizarse un baño.

Algunos pacientes se benefician de drogas psiquiátricas que ayudan a controlar el miedo o temor hasta que logran sentirse seguros y capaces de poder realizar su baño solos.

Lo más recomendable es educar a los niños con baños divertidos, agradables y  sobre todo que los hagan sentir cómodos, esto ayuda a reducir o prevenir la ablutofobia por completo.

 

Fuente: GuiaPsicologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Netflix Cancelará ‘House Of Cards’ Tras Escándalo Con Kevin Spacey

Las calles están siendo “invadidas” con arte pixelado. ¡Impresionante!